jueves, 12 de julio de 2007

Jorge Teillier Poeta





Y quien estará en cien años mas en lugar que ahora llamo yo casa cuando ya no sea mas que el silencio.



Fragmento jorge teillier Poeta.





Cuando llegue a aquel lugar, me relataron una decena de historias tras este legendario personaje ligüense, como en el famosos restorante de su madre en donde este personaje asistía reiteradas veces (hablo de un amigo) el utilizaba como papel puro de inspiración divina las servilletas serviciales en medio de una chifladura la cual era desatada por unas copas de vino, de ese que solo en los célebres bares añejos se encuentra. Yo no lo viví, pero el si.Como este hombre se dirigía casi diariamente con sus saludos cordiales a toda la comunidad que se cruzaba ante el (con una mezcla de timidez y enigma) a disfrutar de un gran plato de comida casera o simplemente a compartir con los amigos, aquellos que ahora ven aquellos años de bohemia, con un resplandor mismo o como el directamente dijo alguna vez; como los verdaderos años mozos.Un par de veces, de esas veces locas y dispuestas a pensar extremamente, he considerado en lo genial que puede ser un individuo, lo eminente que puede llegar a ser el pensamiento mismo libre, inmortalizar tu espíritu a través de actos simples que son transformados en legendarios rituales. La poesía de Teillier se encarna en la polaridad entre la felicidad del tiempo del origen recordado y el dolor de su desintegración.Un individuo encerrado en un cuenca llamada La Ligua en medio de los dulces y de los tejidos, entre copas y versos sueltos que dejaron a este poeta/escritor un mencionado apellido entre los grandes de Chile, entre los grandes de la prosa y de la vida propia.Pensemos que los años dejaron a este hombre atrás, no! No es así; la vida le jugo una pasada de esas que no se puede decir mala, simplemente un destino clasificado en la bohemia y las letras, encerrado pero siempre entregando toda su expresión (me causo conmoción saber que las servilletas después eran brutalmente desechadas, con palabras genuinas y “volas” de alcohol y sentimiento)Un intelectual marcado por los seviches y las cañas ("soy hombre de bar", dijo alguna vez) en la orilla de la antipoesia e ilustrando a Neruda, vino inyectado de una vida extraordinaria y con una muestra escrita cada día con sus propias letras. Hay ciclos en que se encara las metas de la vida, los diferentes ángulos que son clasificados como errantes, la vida como un bien común o la vida como simplemente es la vida, el poeta a través de sus prosas de versos viejos y escritos en su casa se sacrifico con la vida, vida, vida; un sur que sin duda fue la escritura vaga al borde de ser vagabunda, pero con un escepticismo misterioso e iracundo, contando historias de bares clandestinos y vidas ambulantes, espíritu solitario, distante y el bajo perfil que cultivaba Teillier.Existen diferentes formas de encontrarse con el, si estas en medio de una muestra fortuita de bohemia y buscas palabras significantes que van mas allá de lo que puedas escribir, si buscas algún ejemplo de proeza en la vida o simplemente si lo buscas por su nombre lo que encontraras será una amplia gama de denominaciones y escrituras, formatos diferentes, sean gráficos, textuales y humanos, ante todo tipo de sacrificio por la búsqueda de este personaje no caerás en la desgracia del arrepentimiento, es una forma de estar buscando la fe, pero por casualidad te encuentras con Jorge Teillier Poeta.
Fotografía. Teillier y su tumba.

3 comentarios:

nunca_mucho dijo...

ehhh mas rato leo tu texto , pero de seguro que hablas de la libertad de experesion del pensamiento libre y de porque no fue valorado este personaje, yo cacho que te gusta este poeta porque es de tu misma calaña borracha alcoholica jajajaja besos de ahi te escribo algo mas sutil mas reflexivo y no tan hiriente bueno te gusta que te hieran aunque digas que no masoca de mierda no ma chau

Eduardo Líneker dijo...

Jorge Teillier es una de mis grandes inspiraciones, hace un tiempo, Los H.A.N.D.S., visitaron su tumba y recitaron sus textos en un homenaje muy emosionante.
Un gran poeta y sin duda uno de los más geniales de nuestra tierra.
Saludos.

C o x o n dijo...

algunas kosas las habia oido en algun lugar...pero enterarme eso de las servilletas, sencillamente demoledor!

saludos
y buen artikulo